LA GENERACIÓN MÁS DESAMPARADA DE LA HISTORIA


Hace unos días escuchaba al profesor JAVIER ELZO, uno de los sociólogos más importantes del mundo de habla hispana y gran especialista en la juventud, afirmar que nos encontramos ante la generación de jóvenes más desamparada de todos los tiempos. Jóvenes para los que nadie tiene tiempo, ni sus padres, ni las instituciones, ni nadie.

Jóvenes más informados que ninguna generación previa en la historia, al mismo tiempo tiempo más desorientados y carentes de un norte que seguir. Jóvenes que tienen más culturas y conocimiento, pero menos sabiduría que aplicar en el cotidiano vivir. Una generación a merced de los medios de comunicación, de grupos de interés social, económico, político e incluso religioso. Grupos que quieren explotar su potencial pero no quieren invertir en ellos porque no les interesan como personas sino como clientes, consumidores, mano de obra, adeptos, miembros, etc.

¿Quién cuidará e invertirá en la generación de jóvenes más desamparada de la historia? Al escuchar las palabras de Elzo vinieron a mi mente las plabras de Jesús, quien al ver a las multitudes tuvo compasión de ellas ¿Por qué? Curiosamente porque las vio desamparadas, como ovejas sin pastor. Y, como dice el propio Jesús en el evangelio de Juan, el buen pastor da su vida por las ovejas.

Nos encontramos pues ante una generación de jóvenes que necesitan de forma desesperada alguien que se preocupe por ellos, los ame y los acompañe en su proceso personal vital. No necesitan manipuladores religiosos. No necesitan líderes que los usen para construir sus imperios denominacionales. No necesitan líderes que los entretengan, para eso ya existe Hollywood. Necesitan líderes que den su vida por ellos, los acompañen y los reten a construir el Reino de Dios.

¿Será tú uno de esos líderes que necesita esta generación de jóvenes desamparados?


Félix Ortíz